1 jul. 2016

Edmodo para mi nuevo curso

Por muchos años he usado las wikis de Wikispaces con mis grupos de alumnos que estudian en la modalidad presencial en una universidad brasileña para ser futuros profesores de español. Antes, yo usaba esas wikis en su versión clásica y abierta para todos, pero en los dos últimos semestres he optado por la versión classroom (sala de aula), que facilita en cierta medida la organización de las actividades realizadas durante el curso al imprimirle un cierto orden cronológico vertical al desorden que tienden a generar las tecnologías con flujo de comunicación predominantemente horizontal, como es este caso.

Como esos futuros profesores ya habían conocido en el semestre anterior el trabajo y posibilidades con las wikis, ahora, al inicio de este primer semestre de 2016 en julio. - sí, no es que hayas leído mal, ese retraso se debe a las huelgas que pararon la educación pública en diversas ocasiones-, he querido mostrarles y trabajar con ellos con otra opción que sea también fácilmente disponible para cualquier profesor que enseñe en las escuelas.

Con ese objetivo en mente, estuve mirando Schoology y Edmodo como posibles candidatos a LMS que sirvan como eje principal del curso.

En primer lugar, busqué algunas comparaciones existentes en la red como esta de Paz Bartolomé en Profeland "Edmodo frente a Schoology", así como este comentario en el blog "Menores en Red". 

Después de leer los comentarios y pensar en lo que deseaba hacer en el curso, concentré mi mirada en Schoology, pero me contuve un poco y terminé abriendo una sala para un curso igual en los dos LMS para poder compararlos mejor.

Como mi universidad no estaba registrada en Schoology tuve que abrir una solicitud de inserción en la lista de instituciones existente y ya estaba medio desanimado, porque el mensaje automático recibido decía que la autorización podía demorar hasta cinco días hábiles, pero me llevé una sorpresa agradable cuando recibí el mensaje de aceptación en poco menos de dos horas. En Edmodo sí aparecía mi universidad en la lista. En los dos casos vi con satisfacción que había un relativamente elevado número de universidades e institutos tecnológicos federales brasileños, que supongo que los utilizan como alternativas al Moodle

La preocupación de los administradores de Edmodo por preservar el carácter educacional de esa plataforma me causó una buena impresión, pues me fue solicitada una gran cantidad de informaciones con el objetivo de verificar  si yo era realmente un profesor y trabajaba en esa institución educativa. El aviso de que la verificación había sido positiva también me llegó en pocas horas.

Voy a ser sincero, tanto Schoology como Edmodo son muy parecidos en su estructura y posibilidades de trabajo, mezclando elementos de LMS y de red social, pero he podido percibir en un primer momento el porqué Edmodo acumula tantos comentarios favorables de profesores y alumnos. Es que la primera impresión que causa es que se parece mucho con Facebook, una red social ampliamente conocida y usada por muchos.  El parecido no es solo en su aspecto visual, pues también se hace extensivo a la lógica del trabajo en grupos, a los avisos y al grado configurable de visibilidad de los archivos subidos, entre otros aspectos. Por eso es tan familiar a sus usuarios.

Confieso que casi que solo por ese parecido es que me he decantado por Edmodo, y con él comencé ayer mi nuevo curso con los grupos de futuros profesores más avanzados que tengo, mientras que con los del semestre inferior mantengo mis wikis. De esa forma podrán conocer las dos posibilidades, con sus virtudes y defectos.

Ya les contaré cómo van las cosas, pero en un primer momento pude percibir que para la navegación a través de los smartphones con Android era mucho más fácil hacerlo por medio del aplicativo específico de Edmodo que por el navegador web.

Yo, que estoy acostumbrado al uso de las wikis, donde la colaboración es la premisa de trabajo principal y la mayor ventaja es la de poder integrar textos y contenidos diversos en las páginas wikis fácilmente editables, reconozco que me sentí un poco limitado al inicio, pues para hacer documentos colaborativos con Edmodo tuve que ir a aplicaciones de terceros, como los documentos de Onedrive o Google drive. Es verdad que está integrada a la plataforma esa posibilidad de uso, pero eso es algo para pensar bien en qué necesito y cómo usarlo.

Reconozco que Edmodo parece ser muy conveniente para organizar grupos de escolares no universitarios. Mi duda es con su empleo en la educación universitaria, aunque no puedo perder de vista que lo hacemos para que los futuros profesores vean y entiendan en la práctica las posibilidades que ofrece.

Aunque puede haber un desafío inicial para entender el uso de la herramienta y todas sus posibilidades, lo más importante es en realidad entender cómo sacarle el jugo para utilizarlo de una forma pedagógica que sea interesante y satisfactoria para todos, - el profesor y sus alumnos-, y que no se convierta en un uso aburrido, como ya estamos acostumbrados a oír con LMS antediluvianos como el Moodle

En otras palabras, cómo ecuacionar los clásicos principios pedagógicos de siempre, -tanto de lo presencial como de lo virtual, según palabras de Lorenzo García Aretio-, para tener un resultado provechoso y significativo en este nuevo curso, es el reto principal que tengo ahora, además de terminar de preparar el curso según los intereses de sus participantes, como acostumbro hacer en mi disciplina que tiene un alto contenido práctico.


Fuente: Pedagógicamente, ¿cambia algo Internet? (Blog de Lorenzo García Aretio, 22-06-2016).

Ayer, a la hora del registro inicial de los alumnos en Edmodo, que fue bien fácil con el código generado por el sistema para el grupo específico de la disciplina que creé, ya tuve un pequeño encontronazo con un par de futuros profesores que me preguntaron si podían no poner su e-mail en el registro en el sistema "para no tener que recibir mensajes del curso". Les expliqué que sí era posible, pero en ese caso tendrán que entrar con frecuencia para enterarse de los avances en el curso. Los rostros no parecían muy felices, pero por suerte esa impresión no fue evidente en los demás alumnos.

En el análisis que haga durante el desarrollo del curso tendré que ver cómo esos aspectos individuales diferenciales  repercuten en las opiniones y desempeño final de los participantes, pues es largamente conocido que puede haber diferencias en los resultados y el aprovechamiento en los cursos mediados por las tecnologías, en dependencia de las concepciones, actitudes y niveles de competencia de sus participantes.

Bueno, para comenzar este periplo educativo con Edmodo dejo a continuación algunas referencias iniciales a los posibles interesados en este tema.

ABREU,  Kelvya Freitas; OLIVEIRA,  Francisco Kelsen de. O uso do Edmodo como ferramenta educacional nas aulas de língua espanhola. Revista Semirárido De Visu,  v. 3, n. 1, p. 34-43, 2015.
http://periodicos.ifsertao-pe.edu.br/ojs2/index.php/revista/article/view/126

CAVALCANTE, Higor Miranda; FERREIRA FILHO, Antonio Antunes; CASTELA, Greice da Silva. Integrando curtas-metragens e a rede social Edmodo em aulas de língua espanhola: experiências de docência do PIBID. Revista Ensino & Pesquisa, v.13 n.01 (suplemento), p.79-93, jan/jun 2015. [link]

CASTELA, Greice da Silva; GRANETTO, Julia Cristina. Letramento digital via web 2.0: o uso da rede social Edmodo nas aulas de língua espanhola. Revista SURES, Foz do Iguaçu, v.1, n. 4, p. 1-15, 17 jan. 2014. [link]

GIMENEZ,  Telma; RAMOS,  Samantha Gonçalves Mancini. Planejamento e implementação de curso online como atividades de estágio curricular na área de inglés. Ilha do Desterro,  n. 56, p. 101-131, jan/jun. 2014.  [link]

GOMES,  Conceição Malhó. Edmodo: uma plataforma educativa para explorar. In: CARVALHO,  Ana Amélia A. Apps para dispositivos móveis: manual para professores, formadores e bibliotecários. República Portuguesa, Ministério da Educação, 2015, p. 91-103. [link]

GÓMEZ MUÑOZ,  Guillermo. EDMODO o cómo gestionar la clase comunicativa de forma fácil y eficaz. In: XXII Congreso Internacional de la ASELE  "La Red y sus aplicaciones en la enseñanza-aprendizaje del español como lengua extranjera". Valladolid, 2011, p. 663-674.  [link]